Testea Padel y Testfakta realizan un estudio sobre el comportamiento de las palas de pádel

  • 28 de Abr, 2022

Cuando un jugador no está teniendo un buen partido, normalmente se achaca a que la pala no va bien, no se adapta. ¿Pero, que parte de culpa tiene la pala? ¿Y el jugador?

Han realizado un estudio llevando al límite cada una de las palas probadas y aquí tenemos los resultados.

No se puede culpar al 100% al material, pero la primera prueba de laboratorio del mundo de palas de pádel muestra que las palas y su rendimiento van cambiando con el tiempo.

Una de las marcas probadas mostró valores de medición cambiados en un 25% después de la prueba de resistencia.

La prueba fue realizada por Testfakta e incluyó ocho raquetas de marcas conocidas en el rango de precios de alrededor de 100 a 300 euros, pensadas para jugadores de nivel intermedio, formato redondo o lágrima y con un peso que oscila entre los 364 y 368 gramos.

El laboratorio asignado fue Testea Padel en la universidad Politécnica de Valencia en España, el único instituto de prueba del mundo para palas de pádel.

Ni siquiera un profesional puede repetir un golpe exactamente de la misma manera innumerables veces, midiendo el grado de impacto en las propiedades del núcleo interno después del desgaste o la fuerza necesaria para dañar el marco de la raqueta.

"Podemos hacer todo esto y simularlo en un entorno de laboratorio con la ayuda de robótica, ordenadores y sensores." afirma Jordi Piedra, fundador y CEO de Testea Padel. "Como ingeniero, por fin puedo producir datos científicos que a mí, como jugador profesional de pádel, me faltaban."

Las pruebas significaron, entre otras cosas, que la raqueta se colocó en un brazo mecánico donde se le permitió balancearse hacia adelante y hacia atrás mientras los sensores medían la fuerza de impacto y la vibración. La respuesta del punto dulce se midió con el rebote de una pelota contra la raqueta a una velocidad controlada. Para probar la durabilidad, la raqueta se expuso, entre otras cosas, a 500 golpes potentes simulados con aire comprimido.

Los diversos componentes han sido interpretados y clasificados en consulta con el laboratorio. En la clasificación, el control (20 %), la comodidad (20 %) y la potencia (20 %) se han ponderado por igual para adaptarse a un jugador versátil. El mayor énfasis en la calificación general ha sido en calidad y resistencia (40%). La puntuación máxima en todas las categorías es 10.

Si quieres leer el informe completo sobre el estudio, haz clic aquí.

PDF palas

Si quieres compartir...