World Padel Tour encuentra un nuevo socio inversor

  • 16 de Jul, 2021

La entrada de Rucio Investments, que se ha hecho con una participación minoritaria, tratará de fortalecer la estructura empresarial y buscar la rentabilidad del WPT, que el año anterior incrementó un 41% sus pérdidas por culpa de la crisis de la COVID.

La familia Carceller, propietaria de Damm y del World Padel Tour (WPT), ha decidido buscar un nuevo socio inversor para el WPT. La familia ha abierto su accionariado por primera vez para dar entrada a Rucio Investments, una empresa con sede en Luxemburgo que se ha hecho con una participación minoritaria y que estará representada en el consejo por Ignacio Aguillo, ex asesor del Atlético de Madrid, entre otros.

El principal circuito profesional de pádel ha encontrado en Rucio Investments un socio inversor que le ayude a afrontar esta etapa post-pandemia que aumentó las pérdidas que ya de por sí venía sufriendo. Y es que, en el año 2020, las pérdidas del WPT aumentaron un 41%, suponiendo una pérdida de 1,7 millones de euros, mientras que los ingresos retrocedieron hasta situarse en los 4,65 millones.

Las pérdidas de ingresos se corresponden a que, en lugar de los 20 torneos previstos en todo el mundo, únicamente se disputaron 11. Además, del total de torneos que se celebraron, únicamente en dos (el Masters de Marbella y el de Barcelona) pudieron tener público, y siempre por debajo del 10% de aforo, por lo que apenas pudieron hacer caja con la venta de entradas que cayó un 80% según dijo el director general del WPT, Mario Hernando. Por lo tanto, en el año 2020, el circuito se apoyó sobre la venta de derechos audiovisual y en el patrocinio, que fue su principal fuente de ingresos en ese año marcado por la pandemia de la COVID.

Pese a todo ello, WPT pudo contener el aumento de los números rojo, ya que, al haber menos eventos, los gastos disminuyeron hasta 3 millones euros. Los gastos de personal, alrededor de 1,5 millones, y los gastos de explotación, que se recortaron a la mitad situándose en 1,9 millones, fueron los únicos que se mantuvieron. En definitiva, a cierre de 2020, el patrimonio neto del WPT era negativo en 10,8 millones de euros.

La temporada 2020, como hemos comentado con anterioridad, se celebró únicamente en España, que aportó el 82% de la facturación total, 3,93 millones de euros. En el resto del mundo, el negocio del WPT se contrajo un 42%, unos 828.000€, lo que supuso un golpe duro para el circuito profesional de pádel que tiene un plan de expansión internacional.

Afortunadamente, WPT ha conseguido renovar a sus principales socios como Nox, Joma, Drop Shot, Lacoste Watches, Padel Nuestro, Adeslas o El Corte Inglés. Además, también ha alcanzado un acuerdo con la valenciana Ultimate Padel Company para explotar la gestión de los torneos Challenger, así WPT se puede concentrar en potenciar sus principales eventos y su expansión.

Si quieres compartir...